Las Catacumbas de París

Catacumbas de París - Copyright Jeremy Farmer

Catacumbas de París – Copyright Jeremy Farmer

Todas las ciudades que vienen de antiguo tienen alguna sorpresa escondida en el subsuelo.  En el caso de París la sorpresa que  subyace bajo la ciudad es bastante macabra:  kilometros de galerías totalmente recubiertas de huesos humanos, calaveras que no dejan apenas espacios vacíos.  Son las Catacumbas de París.

Catacumbas de París – CC James Walker

Las catacumbas de París son una red de túneles y cuevas que recorren unos 300 km. bajo la urbe. Son producto de las extracciones de material para construir la ciudad, extracciones que se remontan a la época de los asentamientos romanos. No todo el entramado forma parte de las catacumbas, pero los parisinos llaman por este nombre a todas las galerías que recorren el subsuelo.

El enorme osario que ocupa las catacumbas viene del siglo XVIII.  Es en esa época cuando los parisinos empiezan a tener un problema con sus cementerios: las tumbas empiezan a estar muy llenas, y además, el tratamiento inadecuado de los cuerpos convierte a esas zonas en lugares insalubres. Para hacernos una idea puede ponerse como ejemplo el Cimetière des Innocents.  Sólo este cementerio contenía los restos de más de 30 generaciones de parisinos. Además, el terreno era cada vez más caro y escaso, por lo que el gobierno de la época tomó una decisión para solucionar el problema:  transladar los restos de los cementerios a las que habían sido las antiguas canteras de la ciudad, ahora en el subsuelo. Los huesos empezaron a acumularse en las catacumbas en 1786, y los trabajos acabaron en 1860. Se calcula que durante esos años se trasladaron entre 5 y 6 millones de esqueletos. Los cuerpos no se identificaron ni separaron individualmente, pero los huesos se marcaron con una placa identificando el cementerio de dónde provenían y año de su traslado.

Catacumbas de París – CC Newbold Bohemia

Catacumbas de París – CC Cheryl Q

Sólo 2 km. de las catacumbas están abiertas al público.  El camino está marcado con focos y recorrerlo lleva unos 45 minutos.  Más allá de esta ruta abierta es mejor no adentrarse sin un guía que conozca las galerías. Dicen que desorientarse una vez dentro es fácil y no debe ser muy agradable perderse ahí abajo…

Mapas y planos de las catacumbas de París

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s