El Golem de Praga

El Golem - 1a edicion 1915 - Dover reprint 1986 - Hugo Steiner-Prag

No será la primera vez que al leer un libro, al ver una película o serie, decidimos que tenemos que visitar ese lugar descrito, o informarnos más sobre las leyendas e historias que allí se desarrollan. Es la temática que tratará este nuevo apartado del blog: no la literatura de viajes, sino las lecturas o películas ambientadas en ciertos lugares,  sitios que inspiran y despiertan la imaginación. Y qué mejor forma que comenzar con Praga y su famoso Golem.

Praga en blanco y negro

Castillo de Praga y Puente de Carlos – CC MacPepper

Empecé a leer sobre algunas de sus leyendas hace unos cuantos años, a raíz de la visita a esa magnífica ciudad en 2007. Pero la que más me atrapó fue la historia de  El Golem de Praga: una figura de barro con forma humana era animada para defender el gueto judío del siglo XVI.

Desde las primeras décadas del siglo XX la figura del Golem ha sido objeto de novelas, cuentos, ensayos, películas, obras de teatro, óperas e incluso ballets. En épocas más recientes también hemos visto cómo la leyenda se incorporaba a series de televisión, como Expediente X,  en cómics, como Batman, o en videojuegos, como en la multitud de RPG’S que recrean un mundo de magia y fantasía.

Un Golem en World of Warcraft

Golem – WOW

Aunque la figura del Golem es muy antigua, Meyrink fue el autor que la popularizó entre la sociedad europea. Sus obras son prácticamente desconocidas fuera de Alemania, pero es considerado uno de los escritores en lengua alemana de más talento del siglo XX. Nació en Viena, en el año 1868. Pasó gran parte de sus primeros años en Munich y Hamburgo; después se mudó a Praga. Como sus homólogos en Inglaterra, vivía en un ambiente algo excéntrico. Su casa estaba emplazada en una torre en la parte antigua de la ciudad, y su habitación contenía una decoración extraña: cosas como un confesionario, un terrario lleno de exóticos ratones africanos, un gran retrato de Madame Blavatsky[1] o una escultura de un fantasma desapareciendo dentro de la pared.

Gustav Meyrink

Der Golem apareció en 1913 y 1914, en una publicación periódica llamada Die weissen Blätter, y en forma de libro en 1915. La historia se desarrolla en una Praga Romántica, una visión de la ciudad que Meyrink fue uno de los primeros en percibir y plasmar. Meyrink describe Praga como una ciudad decadente pero confortable, un museo viviente donde las antiguas fortalezas y palacios traen a la memoria a los reyes bohemios y a los emperadores del sacro imperio romano, particularmente al loco y excéntrico Habsburgo Rodolfo II.

Praga y la nieve

Praga – Copyright giwrgos livydikos

EL GOLEM Y EL MISTICISMO JUDÍO

Existen varias etapas en el desarrollo de la leyenda del Golem. La primera etapa la encontramos en la literatura rabínica, desarrollada en subsiguientes textos místicos, mágicos, halájicos[2] y textos legales judíos entre los siglos III y VIII. En estos textos el Golem es descrito como una criatura artificial con forma humana pero carente de alma, sin las facultades del habla y la razón y sin capacidad reproductiva. La finalidad de la creación de los golems era simplemente la de demostrar la capacidad y conocimientos místicos de su creador. Los golems permanecen pasivos, mudos y obedientes, y su existencia es breve, ya que son destruidos al poco tiempo de ser creados.

Adaptación del libro de Meyrink

Cartel de la película El Golem

La segunda etapa se desarrolla desde el siglo XVI hasta principios del XX,  con nuevas incorporaciones a la historia del golem ya existente. Las aportaciones provienen de las leyendas que hacen referencia al Rabí Elijah de Helm, y al Rabí Judah Loew, ambos personajes del siglo XVI. Estas leyendas del XVI serán embellecidas y ampliadas por el Rabí Yudel Rosenberg’s en su clásico de 1909 “The Golem and the wondrous deeds of the Maharal of Prague”. En esta segunda etapa se introducen tres nuevos conceptos que caracterizan al Golem. La primera es que el Golem es creado como sirviente o protector, y no únicamente como experimentación del que lo invoca. La segunda es que el Golem puede volverse loco y atacar y destruir lo que tenía que proteger, pudiendo dañar incluso a su creador. Aunque como tercera característica el Golem puede ser destruido por su creador siempre que éste lo crea conveniente.

El Golem - Hugo Steiner-Praga 1915

El Golem – Hugo Steiner – Praga 1915

En una tercera etapa, ya a mediados del siglo XX, el Golem empieza a ser representado en arte, libros y películas como un ser malévolo que siempre sobrepasa los poderes de su creador. En vez de en un sirviente obediente, el Golem se convierte en una poderosa criatura que llevará a su creador tragedia y destrucción (yo prefiero quedarme con la historia del XVI).

Pequeñas figuritas del Golem que se venden en Praga

¿Cómo se crea un Golem? Según la mística judía, las letras del alfabeto hebreo representan el poder divino del que se sirvió Diós para crear el mundo. Si se llegaran a dominar las permutaciones necesarias para extraer el poder de esas letras, los seres humanos podrían aprovechar ese poder tanto para fines creativos como destructivos. Estas letras en hebreo son llamadas zerufei ha-otiyot.  Como ejemplo, con esta técnica de permutación de las letras podría animarse la forma de un golem creado de materia inerte como la arcilla o el barro.

Sólo los maestros en la mística judía eran capaces de convocar a un golem, e incluso éstos incurrían en un grave riesgo al hacerlo. En las leyendas que nos hablan del Golem existen varias maneras de hacer que la criatura de arcilla cobre vida. Uno de los métodos es recitando las combinaciones correctas de las letras que forman los nombres de Diós. Otro método es insertando el nombre de Diós en la boca de la criatura o pegándolo en su frente

En definitiva, la historia del Golem advierte de los límites del poder humano. Como muchos otros mitos y leyendas, advierte del peligro que supone meterse en lo que únicamente compete a los dioses.

————————————————————————————————————-

Praga esconde increibles historias de magia, alquimia, astronomía, misticismo… es sin duda una ciudad para visitar más de una vez. A mí sin duda me gustaría hacerlo. Y si se recorren sus calles con un libro de sus leyendas en la mano, mejor.

Praga – CC RM

[1]             Madame Blavatsky fue fundadora de la Sociedad Teosófica, “una Sociedad para la búsqueda de la Sabiduría Divina, Sabiduría Oculta o espiritual”, tal como ella la definió.

[2]             Textos de la Halajá (también transcrito como halaká, halakah o halakhá), recopilación de las leyes religiosas judías, incluyendo la ley bíblica, la ley del Talmud y la Rabínica, así como costumbres y tradiciones.

 

 

Una respuesta a “El Golem de Praga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s