Ondas de radio de la Guerra Fría

Photo: Sergey Kozmin

Estructura abandonada al lado de una torre de radio en Povarovo. Copyright Sergey Kozmin

La pasión por lo que se esconde en las ondas de radio ha llevado a los radioaficionados a hacer que conozcamos emisoras que de otra manera permanecerían en el más absoluto anonimato. Emisoras que transmiten mensajes y sonidos extraños, que han cautivado a estos fans de las ondas y a toda clase de amantes de las conspiraciones.

El Pájaro Carpintero Ruso

El Duga-3 era un Radar sobre el Horizonte (OTH over-the-horizon radar system) que empezó a funcionar en 1976 y quedó abandonado en 1989, con los últimos estertores de la Guerra Fría. Fue uno de los tres radares que la Unión Soviética instaló para interceptar posibles misiles balísticos intercontinentales dirigidos a su territorio: dos estaban situados en Ucrania, uno cerca de Chernobyl y otro en Chernihiv, el un tercero estaba en la zona este de Siberia.

Radar Duga-3 en Chernobyl2

Radar Duga-3 en Chernobyl2

Edificios abandonados alrededor del Duga-3 - Copyright The Wolff Chronicles

Edificios abandonados alrededor del Duga-3 – Copyright The Wolff Chronicles

El sistema Duga era extremadamente potente, llegando algunas de sus transmisiones a los 10 MW, y emitía por la radio de onda corta. La onda corta SW (del inglés shortwave) se propaga en línea recta, rebotando en distintas alturas de la ionosfera según la frecuencia de la onda, estación del año y hora del día. Esto permite que las señales alcancen puntos muy lejanos e incluso den la vuelta al planeta.

El Duga-3 era conocido comúnmente en Occidente como Pájaro Carpintero Ruso (Russian Woodkeeper), ya que sus emisiones, a 10 Hz, se asemejaban al sonido que emite este conocido pájaro. Situado en la zona de exclusión de Chernobyl 2, era un radar gigante, secreto, como no era de extrañar, y ahora abierto a los curiosos que solicitan visitar el área.

Duga Russian Woodpecker Radar Antenna - Copyright 30 Years Later

Duga Russian Woodpecker Radar Antenna – Copyright 30 Years Later

Radar Duga-3 en Chernobyl2 - Copyright Wikipedia

Radar Duga-3 en Chernobyl2 – Copyright Wikipedia

Durante años trajo de cabeza a los operadores de radio por su insistente sonido interfiriendo en las ondas. En 1982, Dave Finley se quejaba en el Miami Herald de que los soviéticos estaban ignorando las leyes internacionales sobre frecuencias de radio, y que simplemente transmitían la poderosa señal sin importar cómo y a quién estuvieran interfiriendo. La frecuencia aleatoria utilizada por el Pájaro Carpintero interrumpía a emisoras oficiales, radioaficionados, comunicaciones comerciales en aviación, entre otras trasmisiones de utilidad. Hubo millares de quejas de varios países del mundo por las interferencias de este radar.

En este link puedes escuchar cómo era el sonido del Pájaro Carpintero:

https://www.youtube.com/watch?v=aOMVdOc9UbE&noredirect=1

UVB-76

El transmisor de la estación estaba situado en Povarovo, a unos 40 Km. de Moscú. Conocida por los radioaficionados como El Zumbador (The Buzzer), su emisión ha sido continua hasta hoy desde finales de los 1970’s, aunque su primera grabación es de  1982.  Emite por la radio de onda corta en la frecuencia de 4625 kHz (AM). Hasta 1992, lo único que emitía eran una especie de bips; después se escuchaba ese repetitivo zumbido que dio nombre a la emisora. Cada pocos años, el zumbido se detenía y una voz rusa leía una mezcla de nombres y números. El mensaje unas horas antes del día de Navidad de 1997 era el siguiente:

“Ya UVB-76, Ya UVB-76. 180 08 BROMAL 74 27 99 14. Boris, Roman, Olga, Mikhail, Anna, Larisa. 7 4 2 7 9 9 1 4”

Povarovo - Rusia

Povarovo – Rusia

El 5 de Junio de 2010 la emisión cesó. Al día siguiente las señales extrañas aumentaron a casi una por mes, con fragmentos de El Lago de los Cisnes, una voz de mujer contando de 1 a 9, transmisiones en código Morse, y extrañas conversaciones telefónicas. Coincidiendo con este incremento de actividad parece que la emisora cambió de ubicación, y ahora la señal transmite desde diversos lugares en Rusia.

Lo más cercano a una explicación oficial sobre la función de la emisora viene de la mano del observatorio geofísico de Borok. Según ellos la señal se originaría en un observatorio y estaría midiendo los cambios en la ionosfera.

La teoría favorita para los amantes de las conspiraciones es que la señal sería un Dispositivo de Hombre Muerto (Dead Man Switch). En caso de que un ataque nuclear paralizara a las fuerzas militares rusas, el sistema lanzaría un contra ataque. Es altamente improbable que Rusia tuviera un sistema como este; se parece más a la trama de una novela, donde ese zumbido emitiéndose por las ondas es la señal que nos separa de un apocalipsis nuclear.

La explicación más creíble sobre la existencia de esta emisora es que es un sistema de comunicaciones militar para el occidente ruso. Los mensajes codificados serían anuncios para los diferentes distritos militares. El molesto zumbido disuadiría a cualquiera de utilizar esa frecuencia de radio.

Algunas emisiones de la UVB-76:

Las Emisoras de Números (Number Stations)

Aunque los gobiernos de los países desde los que emiten estas estaciones nunca se hayan pronunciado, hay bastante unanimidad entre los radioaficionados sobre el propósito de estas emisoras: eran una forma de comunicación para los agentes de espionaje. Normalmente estas estaciones transmiten los números en grupos de 5, y podían ser decodificados por el receptor a través de un código que este poseía. Hay indicios de que las Emisoras  de Números existen desde la I Guerra Mundial, tal como se documenta en The Conet Project(1). https://irdial.com/conet.htm

Equipo de un radioaficionado.

Equipo de un radioaficionado.

Las emisiones de números por onda corta son un método de comunicación anónimo perfecto, ya que los espías situados en cualquier parte del mundo podrían recibir los mensajes de sus superiores simplemente con un pequeño aparato de radio. Las emisiones son realizadas en horarios muy precisos, se transmiten en multitud de idiomas, utilizando voces masculinas y femeninas que repiten secuencias de números y letras día y noche.

Image result

Aunque el final de la Guerra Fría llegó hace ya muchos años, las emisoras de números no han desaparecido. Todavía quedan algunas transmitiendo series de números y sonidos misteriosos a través de las ondas.

En el siguiente links se pueden escuchar algunas de las emisoras de números más famosas. ¿No tienen un algo un poco espeluznante?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s